Ofensiva contra deforestación amazónica

Lunes, 15 Septiembre   

Los controles ambientales del gobierno brasileño proseguían lentamente este jueves en Tailandia (norte del país) en el marco de la fase inicial de la mayor operación contra la deforestación de la Amazonia.

La operación comenzó el lunes en ese municipio, a unos 250 km de Belem (capital del estado de Pará), con la acción de una fuerza de tarea de 300 efectivos, comandada por inspectores ambientales, apoyados por decenas de agentes de la Policía Federal y la Fuerza Nacional de Seguridad.

Las autoridades mantienen en reserva sus acciones y no divulgan números concretos, lo cual impide tener noción cierta de sus logros.

Los controles iniciados en Tailandia –55.000 habitantes– buscan reducir la tala clandestina de mata amazónica y la venta ilegal de madera, pero además tratan de empujar a la legalidad a los aserraderos y explotadores de hornos de carbón.

“Los impactos sociales sobre el empleo y la renta no pueden ser usados como justificativa para sustentar actividades ilegales como las del tipo ambiental, con impacto inmediato local”, indicó en nota a los medios el Secretario de Medio Ambiente de Pará, Valmir Ortega.

Cifras oficiales indican que entre agosto y diciembre fueron devastados 7.000 km2 de floresta amazónica –4.000 km2 en noviembre y diciembre